País

Aumentan emisiones de gases invernadero… pero aumenta necesidad de mitigar su impacto

BOGOTÁ. En 20 años Colombia aumentó en un 15 por ciento sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero, que son los principales responsables del cambio climático. Para tratar de neutralizar este incremento, el sector público y la empresa privada vienen trabajando en proyectos que sean amigables con el planeta.

Teniendo en cuenta todo esto, el Ministerio del Medio Ambiente destaca las iniciativas industriales que buscan reducir la emisión de esos gases y desechos, favoreciendo el aire y la salud de quienes lo respiran y lo viven.

Al ser consultado por el tema el ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, exaltó el impacto que estas iniciativas tienen en la salud humana y en la atmósfera.

“Tiene impactos positivos muy importantes, en primer lugar el impacto sobre la salud de las personas, y lo que garantiza es que no se esté con esas emisiones de humo”, aseguró Murillo.

Una de esas iniciativas de desarrollo sostenible es la que tiene como protagonista a un horno cementero de última tecnología, instalado en Suesca, Cundinamarca. El horno, único en el interior del país, tiene la particularidad de emitir mínimas cantidades de gases de efecto invernadero, debido a que consume menos carbón y electricidad.

Para muchos suescanos la instalación del horno representa un compormiso ambiental que, sin duda, traerá beneficios para el municipio que se alza a 2 mil 600 metros sobre el nivel del mar.

“Súper chévere, genial, porque así estamos cuidando el pueblo y el medio ambiente”, asegura uno de los habitantes. La misma sensación experimenta otra persona del lugar. “Excelente, no interfieren para nada en el pueblo, no interfieren para nada”.

La iniciativa va en línea con el compromiso internacional adquirido por el país, que tiene como reto reducir en un 20 por ciento las emisiones de gases de efecto invernaderos antes de 2030.

El vicepresidente de operaciones de Cementos Tequendama, Guillermo Hernández, resalta la importancia social y ambiental que tiene el horno amigable con el ambiente.

“Las emisiones que genera un horno o cualquier proceso industrial son emisiones que se deben manejar, mitigar y poner acorde a la capacidad del sistema de absorberlas. Entendemos que para poder estar en la zona de Suesca debemos ir más allá de lo que normalmente hace una compañía de cemento y es lo que hemos hecho con el cambio tecnológico desde el año 2014”, sostuvo Hernández.

La instalación del horno ha tenido tan buena acogida en Suesca que otras compañías cementeras lo están tomando como ejemplo. Ya en varias zonas del país se construyen hornos similares. Mientras tanto, los suescanos disfrutan de un aire mejor que el de antes.

LO MÁS LEIDO

Ir Arriba