Vida de Hoy

Cáncer de próstata: La enfermedad silenciosa más frecuente en el hombre

CARACAS. El cáncer de próstata es un tumor maligno denominado adenocarcinoma porque se produce en las células glandulares de este órgano. El 90% es asintomático, es decir, es silencioso, y tiene la capacidad de hacer metástasis (invadir otras partes del cuerpo), en especial los huesos a nivel de la columna dorso lumbo sacra.

Este tipo de cáncer es el más frecuente en la población masculina en el mundo. En Venezuela, su incidencia es de aproximadamente 4 mil 800 casos anuales y es frecuente ver pacientes con esta patología en la consulta, ya sea porque están diagnosticados o por seguimiento posterior a una prostatectomía radical asistida por robot, informó el urólogo Oswaldo Carmona, a propósito del mes de la salud del hombre, conocido también internacionalmente por la Campana Movember.

Según el médico de la Unidad de Cirugía Robótica de la Clínica La Floresta y vocero de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela, no se conoce la causa específica de esta enfermedad, pero la herencia es un factor de riesgo importante, por lo que aquellos hombres cuyos padres, hermanos o tíos han desarrollado cáncer tienen mayor predisposición que los que no tienen antecedentes familiares.

Otros factores desencadenantes podrían estar relacionados con la edad, la dieta (sobrepeso y problemas de metabolismo de las grasas), el sedentarismo y el tabaquismo, al igual que en los demás tipos de cánceres, por lo que además de realizarse exámenes como en antígeno prostático específico (PSA) para descubrirlo, es necesario cambiar los hábitos que inciden en su aparición.

El doctor Carmona enfatizó que dado que los síntomas de este cáncer aparecen cuando ya está en una fase avanzada y no existen métodos eficaces de prevención, la detección precoz juega un papel fundamental. “Su mayor importancia radica en que es curable 100% cuando se detecta a tiempo”, indicó.

Agregó que la mejor manera de detectarlo oportunamente para erradicarlo antes de que haga metástasis, es consultando al urólogo desde los 40 años de edad, si tiene antecedentes familiares o a partir de los 45 si no los tiene. Luego, una vez al año ante cualquier elevación del PSA total (Antígeno Prostático Específico).

“El tacto rectal ofrece mucha información, presencia o no de nódulos, movilidad de la próstata, temperatura, dolor, etc, mientras que la prueba sanguínea del PSA es una herramienta más que nos ayuda a tomar decisiones para realizar biopsia de próstata y Resonancia Magnética (RMN) multiparamétrica que nos proporciona la posibilidad imagenológica de lesiones malignas o benignas”, explicó.

El urólogo aseguró que el tratamiento idóneo va a depender de la edad del paciente, estadio de la enfermedad y PSA total. “El ideal para jóvenes con cáncer localizado es la prostectomía radical asistida por robot. También se puede tratar con Braquiterapia y otras terapias radiantes, pero en pacientes mayores”, explicó.

Con información de La Patilla

LO MÁS LEIDO

Ir Arriba