Opinión

Crisis humanitaria de venezolanos en Colombia

Por Adalberto Llinás Delgado
@adalbertollinas

A medida que se agrava la crisis política en Venezuela, se incrementa la tragedia de los venezolanos en Colombia. Según Migración se contabiliza un promedio diario de 25.000 ciudadanos que ingresan por los siete cruces fronterizos. Colombia y Venezuela comparten una gran frontera de 2.219 kilómetros, a lo largo seis departamentos Norte de Santander, Arauca, César, Boyacá, Guajira, Guainía y Vichada, del lado colombiano y por los estados de Táchira, Zulia y Apure por el lado venezolano, atravesando por diversos tipos de terreno, desde potreros hasta desiertos, ríos y selvas.

El éxodo venezolano se ha venido desarrollando, por fases la primera fue de empresarios huyendo a la inseguridad jurídica, como es el caso de los dueños de Polar y Farmatodo.

La segunda fase produjo con la salida de ejecutivos de alto nivel, que trabajaban especialmente en la compañía petrolera PDVSA, profesionales y tecnólogos del más alto nivel. Luego una tercera fase, se generó con el regreso de colombianos, con sus hijos nacidos allá y otros familiares, a sus lugares de origen, en busca de un mejor vivir. Y actualmente estamos en la cuarta fase ahora la llegada masiva de venezolanos en búsqueda de trabajo, alimentos, o una forma de sobrevivir.

El gobierno colombiano debe prepararse para hacerle frente a una eventual avalancha de venezolanos, reconocemos que el desafío es enorme y el presupuesto reducido.

Lo más probable es que en las próximas semanas sigan llegando venezolanos, colombo-venezolanos y colombianos en plan retorno, por lo que se hace imprescindible una articulación real entre las diferentes organizaciones del estado. Esta crisis representa un desafío mayúsculo para el gobierno colombiano, acostumbrado a que el fenómeno migratorio sea de colombianos hacia Venezuela , especialmente notorio entre las décadas de 1950 y 1980, debido al crecimiento de la economía venezolana y sus políticas de inmigración generosas que atrajeron a millones de extranjeros a su territorio, entre ellos a muchos colombianos. Hoy la crisis política y social del vecino país ha generado un fenómeno a la inversa, lo cual ha comprometido el estado en todas las áreas de manera muy especial en Salud, educación, trabajo y seguridad.

Jozef Merkx, representante en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), ha manifestado encontrarse en un escenario gota a gota, que obliga a monitorear la situación, pero no a generar alarmas.

Según Migración Colombia hay más de 50.000 venezolanos han tramitado el permiso temporal de permanencia, pero calcula que puede haber hasta 140.000 personas de Venezuela que entraron de manera irregular al país.
Hoy debemos solicitar la aplicación de la Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes. La situación actual está rebasando la capacidad de respuesta de los gobiernos locales.

LO MÁS LEIDO

Ir Arriba