Opinión

El candidato Timochenko

Por Adalberto Llinás Delgado
@adalbertollinas

Una noticia ha logrado conmocionar a todos los estamentos de la sociedad, el anuncio desacertado de las FARC (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común) que el ex – jefe del secretariado, Rodrigo Londoño Echeverri, Timochenko, será su candidato en las elecciones presidenciales de 2018. Todos entendemos que este grupo guerrillero negocio con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, con la firme intención de dejar atrás las armas para pasar a promover sus ideas en unas elecciones democráticas. Lo difícil es entender, la forma como pretenden inscribir a Timochenko en este momento, en que se consideraría como una bofetada a las víctimas de sus acciones violentas.

Completan el anuncio de su candidato presidencial, con la presentación de las candidaturas para Congreso de Iván Márquez, (Luciano Marín Arango), Pablo Catatumbo, (Jorge Torres Victoria) Carlos Antonio Lozada (Julián Gallo Cubillos), Victoria Sandino (Judith Simanca Herrera) y Sandra Ramírez, (Criselda Lobo Silva) viuda de Manuel Marulanda Vélez, el legendario comandante de la desaparecida guerrilla de las FARC, también estaría Benkos Biohó, por los grupos étnicos, ex integrante del Estado Mayor del Frente 34 del Bloque Efraín Guzmán.

Para la Cámara de Representantes, en Bogotá la encabezará la lista Jairo González Mora (Byron Yepes), quien fue miembro del Estado Mayor Central de las Farc y tuvo a su cargo la red urbana Antonio Nariño. En Santander, Reinaldo Cala Suárez (Jairo Quintero o Jairo Mechas) ex comandante del Bloque del Magdalena Medio. Por Antioquia, Omar de Jesús Restrepo Correa, (Olmedo Ruiz), el segundo Comandante del Frente 36. En el Valle del Cauca, Luis Alberto Albán Burbano, (Marco León Calarcá), conocido como el canciller de las Farc y negociador en La Habana y en el Atlántico: Seusis Pausias Hernández Solarte, (Jesús Santrich)

El candidato presidencial Rodrigo Londoño Echeverri, más conocido como Timoleón Jiménez su “nombre de guerra”, que luego lo sovietizó por el “Timochenko”, probablemente elegido como un homenaje a Semion Timochenko, un mariscal muy amigo de Stalin que murió años antes de que el colombiano llegara a Moscú, a estudiar medicina en la Universidad Patricio Lubumba, donde posteriormente se especializo en cardiología.

El pasado judicial del candidato Timochenko incluye varias condenas que suman 164 años: una de 34 años por el ataque contra el municipio de Gigante, Huila , otra sentencia de 25 años por el asesinato de monseñor Isaías Duarte Cancino, una condena de 27 años por el secuestro de la ex congresista Consuelo González en 2001, en otro fallo en su contra por el cual le imputaron 40 años luego de perpetrar un atentado en 1998 contra una base militar de la Región de la Orinoquía y una última pena de 38 años por el asesinato de Consuelo Araujo Noguera. Por otro lado, el gobierno de los estados unidos de américa alcanzó a ofrecer la suma de 5 millones de dólares por la captura, del hoy candidato presidencial.

Antes de continuar, considero pertinente establecer que considero la paz como un imperativo general, Todos queremos la paz. Pero claramente entendemos que el acuerdo con la guerrilla de las FARC es solo un pequeño paso para lograrlo.

Hoy observamos los difíciles momentos de la implentacion de este acuerdo bajo la soberbia soberana de los dirigentes del hoy partido de las FARC, que nos muestran que cada vez estamos más distantes de unir nuestra sociedad. Sus pronunciamientos recientes más parecen fruto de un proceso de sometimiento del gobierno colombiano, que el resultado un proceso orientado lograr la paz.

Pensar en la paz para Colombia, no es solo la entrega de las armas y más que perdón y olvido, se requiere de un genuino sentir de querer crecer como iguales.

Hoy nuestra sociedad está en crisis y muchos están cabalgando sobre los preceptos del populismo y la pos verdad.
Lo que más ofende de la candidatura del señor Timochenko no es que pueda llegar a ser presidente, hecho que considero no ocurrirá, sino que se realiza esta postulación sin adelantar las más mínimas acciones encaminadas a dar a conocer la verdad y sin realizar la reparación de las víctimas de este prolongado conflicto.

LO MÁS LEIDO

Ir Arriba