Fernando Gomez Senado
Santa Marta

#Elecciones2018 Caicedo: “Colombia necesita un cambio profundo”

SANTA MARTA. En la campaña presidencial colombiana Carlos Caicedo, un candidato con ideas de izquierda y sin padrinos políticos, cree que el país se cansó de los dirigentes tradicionales y por eso se presenta como alternativa con un discurso de cambio profundo que aplique modelos de los países nórdicos o Canadá.

“Los actores ciudadanos cada vez somos más. Colombia, pienso yo, está lista para un cambio que permita superar los niveles de desigualdad y exclusión y apostar a un nuevo modelo económico mucho más dinámico y productivo que genere oportunidades para la mayoría”, dijo el candidato en una entrevista con Efe en Bogotá.

Caicedo, abogado de 51 años, inscribió su candidatura por el movimiento Fuerza Ciudadana, avalado por la popularidad que alcanzó como alcalde de Santa Marta (2011-2015), periodo durante el cual enfrentó a la clase política que tradicionalmente había gobernado esa ciudad caribeña.

También enfrentó la corrupción, la inseguridad, las bandas criminales y el deterioro de las finanzas públicas, gestión que muestra en sus giras para darse a conocer al electorado.

Su experiencia en administración pública es corta, y por eso recuerda que también fue rector de la Universidad del Magdalena donde hizo “unos cambios profundos no solamente en materia financiera y administrativa sino académica”, por lo cual se considera “uno de los candidatos a la Presidencia más preparado”.

“Yo represento una candidatura de los ciudadanos que quieren entrar a la política y transformar la política”, afirmó Caicedo, y de paso lanzó un dardo a otros candidatos de quienes dice que “aunque son alternativos ya hacen parte del paisaje político y llevan 15 o 20 años intentando ser presidentes”.

Su primer desafío será ganar la consulta interpartidista del próximo 11 de marzo en la que medirá fuerzas con Gustavo Petro, exalcalde de Bogotá, para escoger al abanderado de la izquierda en las presidenciales del 27 de mayo.

La tarea no será fácil porque Petro, del movimiento Colombia Humana, lidera las encuestas en general, lo que no desalienta a Caicedo, con una opción de voto marginal.

“Decidí mantenerme en la consulta con Gustavo Petro aún a sabiendas de que Petro lleva 20 años en la política nacional y nosotros apenas unos meses”, manifestó.

Para ganar la consulta espera tener el apoyo de los colombianos que “quieren efectivamente apostar por una opción de cambio que sea tranquila, que permita transformaciones y resultados” y que esté libre de la polarización política nacional.

Pese a que en los años 90 fue miembro de la Corriente de Renovación Socialista (CRS), movimiento que nació producto de una “fractura interna” de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), Caicedo no se sitúa en la izquierda del espectro político colombiano.

“En efecto, yo fui miembro de la CRS y llegue a ser inclusive vocero de paz en ese proceso entre el Gobierno y la Corriente de Renovación Socialista”, recordó.

Agregó que con la apertura democrática que se dio en Colombia con la Constitución de 1991, él y sus compañeros entendieron que tenían que estar “del lado de la mayoría de la gente y no de grupos armados o grupos insurgentes que representaban ya una minoría”.

“Yo me sitúo en las corrientes ciudadanas que están transformando la política en el mundo. La nueva ciudadanía emerge para superar la vieja política, los viejos partidos, la corrupción, la negación de derechos”, dijo.

Enseguida añadió que si se le quiere situar en un punto del arco ideológico, “evidentemente estamos situados en el espectro progresista, alternativo, democrático”, pues considera que “la dicotomía izquierda-derecha hace parte de un viejo modelo en la política”.

En ese orden de ideas, opinó que los candidatos de la derecha no están como tal en ese espectro político sino “en la politiquería corrupta, en la politiquería tradicional, en las élites que ya gobernaron”.

Por eso su candidatura impulsa “un cambio profundo en nuestra sociedad”, que incluya “la democratización absolutamente de todo: de la tierra, de la economía, de las instituciones y de la vida en comunidad”.

Para lograrlo se fija en “los avances significativos que hubo en Chile, en los gobiernos de los sectores progresistas o socialistas, en Uruguay o en el Brasil de Lula” o en “la agenda social” que impulsó Rafael Correa en Ecuador.

“Podríamos hacer un buen análisis comparado de logros y de aciertos, como igual podríamos tener un espejo en los países nórdicos, o en Canadá, en los modelos (…) donde se han logrado los mayores índices de desarrollo humano, donde han puesto la educación, la ciencia y la tecnología en el centro, donde han priorizado una agenda social”, concluyó.

Con información de la Agencia EFE

LO MÁS LEIDO

Ir Arriba