General

¿Qué carajos escribí?

Enero, mes bendito. San gozadera haciendo milagro a los sangozadores o “zánganos” como les dirían los de otra región colombiana que envidian la alegría de los costeños. Empieza el año y como todos lo esperan, llegan las fiestas en la región más diversa y alegre del país. Llega el momento donde gritar, bailar, tomar, tirarnos agua, maicena, espuma y uno que otro elemento del “vacanerismo” renacentista  se convierte en nuestro único lenguaje.
Se prendió la fiesta. Llegó el caimán cienagüero y las fiestas del 20 de enero se mueven en el magdalena y la sabana, contagiados de lo que ya pasó en noviembre en Cartagena que simplemente era un calentamiento. Llegan los momentos donde la gente se olvida que nos están matando en las ciudades (las bacrim) y que los políticos nos roban “qué carajos estamos de fiesta”, mientras en Barranquilla la gente ya empieza a sacar la plática para ver a que concierto anti-tradicional y cultural asistir porque vienen cargados de “artistas” con un margen de culturización que solo nos ayuda a tirarle 18 paladas de arena a nuestra tradicional fiesta de cumbia, vallenato y salsita buena.
Donde nos disfrazan la variedad con pérdida de calidad. Montan a los mejores regatonearos del continente en una fiesta donde deberían estar los mejores artistas de la región que le cantan y que luchan por mantener nuestras tradiciones. Sentirte en pleno paseo de bolívar cantando un “zuletazo” o escuchando los hermosos versos que son inspirados por nuestra región a los gaiteros; y porque no escuchar a un tal Checo Acosta que trabaja 365 días en el año por pegar una canción en carnaval y como olvidarnos de esa “luna barranquillera adornada por estrellas”, también  Bananas, el grupo que nos enamora en plena guacherna que nos inspira el romanticismo.
En estas humildes letras que acaban de leer pueden encontrar un análisis que para muchos será muy pobre; para otros será muy incoherente, pero para un Barranquillero que le duele que se pierda la alegría de sus fiestas es un viaje chévere.
Por CPS
Twitter: @sietediasco
Comentarios

LO MÁS LEIDO

Ir Arriba