Opinión

Robo de celulares, una lucha con malos resultados

Por Luis Rodríguez Tamayo

@luchovoltio

 

A pesar del esfuerzo de las autoridades en la lucha contra el robo de celulares en Colombia el balance es negativo. Nuestro país está entre los primeros en el mundo en donde más roban equipos móviles y adicionalmente somos uno de los principales “exportadores” de celulares hurtados a países como Ecuador, Panamá. Chile, Perú y Argentina.

 

El negocio es bastante lucrativo para las bandas delincuenciales, pues un celular de gama alta puede ser vendido en Argentina por precios que superan los mil dólares.

 

La situación es tan compleja que la misma Fiscalía ha reconocido que la campaña de control sobre el IMEI, que es la cédula de cada celular desde que se fabrica no ha funcionado. Se ha establecido por parte de las autoridades que con un número de IMEI funcionan hasta mil celulares robados.

 

Sobre este particular también hay cuestionamientos hacia las empresas de telefonía celular, pues algunos señalan que los fuertes controles a la comercialización de equipos podrían afectar las ventas de los mismos.

 

Las cifras indican que si bien es cierto han sido registrados los IMEI de más de 50 millones de equipos en Colombia y bloqueados cerca de 4,7 millones, en las calles de las principales ciudades del país el robo de equipos está a la orden del día.

 

En lo corrido del año 2017 el robo de celulares supera los 55 mil casos oficialmente denunciados. Sin embargo, expertos consideran que esta cifra es mucho mayor, pues hay poca efectividad en las autoridades para la recuperación de los equipos hurtados y por ende los afectados no se acercan a presentar una denuncia formal.

 

En plena vía pública se comercializan celulares hurtados y se venden sus partes como carcazas, baterías, pantallas y demás elementos, pese a los operativos constantes de las autoridades.

 

El camino es largo por recorrer frente a esta problemática. La solución sin duda es mayor seguridad y que realmente los celulares robados no puedan ser comercializados ni en Colombia y tampoco en el exterior. No es posible que a pesar del avance de la tecnología nos dejemos ganar la batalla por los malos o los delincuentes que no solamente roban un celular sino que asesinan por un equipo móvil en cualquier esquina del país. Más de tecnología en www.luchovoltio.com

LO MÁS LEIDO

Ir Arriba