Vida de Hoy

Según estudio, los cólicos menstruales pueden ser tan dolorosos como un infarto

CARACAS. El dolor que padecemos las mujeres cuando estamos en nuestro periodo ha sido subestimado por mucho tiempo. De acuerdo a una investigación realizada en 2016 por el profesor John Guillebaud de la University College de Londres, los espasmos menstruales pueden ser igual de dolorosos que un ataque al corazón.

La duda es: ¿por qué no son considerados una urgencia médica? La investigación comprobó la falta de análisis y atención al dolor menstrual, al que se le minimiza por ser un malestar común entre las mujeres de todo el mundo y se le trata únicamente con analgésicos menores.

Estos medicamentos pueden calmar el dolor pero dificultan encontrar otro tipo de problemas que podrían ser más graves como la endometriosis, una enfermedad benigna que afecta a las mujeres durante su vida productiva. Si el endometrio se desarrolla incorrectamente, puede provocar nódulos y hasta quistes en los ovarios.

Los hombres no lo entienden y no se le ha dado la importancia que debería de tener. Creo que es algo de lo que deberíamos de encargarnos, como otras cosas dentro de la medicina.

Se calcula que hay un retraso de hasta siete años en promedio para el diagnóstico, lo cual hace que sea muy difícil de tratar. Una de cada diez mujeres en el mundo padece endometriosis y entre los síntomas están: dolores fuertes, sangrados, bajas de presión y vómitos que pueden incapacitar laboralmente.

En marzo de 2017, el grupo parlamentario de salud de la mujer en Inglaterra hizo un muestreo que arrojó que el 40 por ciento de 2 mil 600 mujeres con endometriosis, dijo que había ido a revisiones médicas por lo menos diez veces antes de ser diagnosticadas.

Joe Fassler, periodista que escribe para The Atlantic, expuso el caso de su mujer, Rachel, quien tuvo que esperar dos horas en la sala de urgencias para poder recibir tratamiento por el dolor que sentía. Los médicos pensaron que se trataba de una insuficiencia renal, sin imaginar que lo que en realidad tenía era un quiste en el ovario que creció tanto hasta el punto de ocasionarle una torsión en la trompa de Falopio.

El tiempo de espera en un hospital de los Estados Unidos es diferente para los hombres y mujeres. Mientras ellos esperan 49 minutos, ellas tienen que sentarse por más de 65.

Pese a que más de 170 millones de mujeres en el mundo padecen endometriosis, su diagnóstico y tratamiento son desconocidos para los encargados de las salas de emergencias. En 2015, Kristie Wilson, una joven inglesa de 21 años, murió por cáncer cervical al no haber recibido un diagnóstico adecuado, los médicos que la atendieron le dijeron que su dolor en el estomago se debía al crecimiento de aftas.

con información de Okchicas

LO MÁS LEIDO

Ir Arriba