Fernando Gomez Senado
Barranquilla

De cómo una joven estudiante construye sus sueños en formas de carrozas carnavaleras

BARRANQUILLA. Cuando la pasión, el talento y el esfuerzo se unen, los resultados son fantásticos, y eso lo sabe perfectamente Jasmín Charris Simanca, una estudiante de la EDA, de 21 años, quien durante todo el mes de enero, y los días previos al Carnaval, se ha dedicado al 100% a hacer parte del equipo de hacedores de carrozas, uno de sus sueños que está haciendo realidad.

Con colchones en el piso, mudas de ropa en un rincón, música de fondo en un viejo radio y ella cubierta de pintura de pies a cabeza. Así está Jasmín en una de las bodegas donde se elaboran las carrozas para el Carnaval de Barranquilla, y la que es desde hace un mes su casa.

Durante el proceso, que exige concentración y entrega, poco ha sido el tiempo que ha tenido para reposar o ver a su hijo, pero es tanto el amor y la pasión que tiene Jazmín por dejar plasmado su talento, para que los asistentes a la fiesta puedan apreciar la obra de arte que ella, 4 compañeros y otros egresados del programa Técnico Laboral en Carrozas y Faroles del Carnaval, en la Escuela Distrital de Arte y Tradiciones Populares-EDA-, han elaborado de la mano de su profesor, Rubiel Badillo.

“Es un sacrificio bastante duro, pero muy beneficioso porque me nutro más en el tema cultural. Además es algo que viene en mi sangre, porque mi familia está haciendo arte desde hace mucho tiempo, así que es agradable seguir esa tradición. Lo hago porque es lo que me gusta y estoy luchando por un sueño”, expresó Charris.

En este segundo año, la EDA participará con 15 carrozas en baja escala de estructura rodante o minicarrozas, 10 faroles en forma de coyongos y 3 macrofiguras en la Batalla de Flores, Gran Parada de Tradición y Gran Parada de Comparsas, que son parte del resultado del Plan Especial de Salvaguardia –PES-, en su propósito de fomentar y fortalecer la oferta de formación y transmisión de saberes de manifestaciones del patrimonio cultural e inmaterial asociadas al Carnaval.

“A veces nos toca quedarnos trabajando hasta las 2:00 de la mañana, descansamos y a las 5 nos estamos levantando otra vez. Es un sacrificio, es muy duro, especialmente cuando me voy de la casa y mi hijo, que apenas tiene 2 años, me está diciendo: mami llévame. A pesar de eso puedo decir que estoy orgullosa de mí porque sé que esto es algo que lo va a beneficiar en un futuro”, cuenta Jasmín.

En la construcción de estas minicarrozas acompañan a Jasmín los estudiantes y egresados Sausty del Carmen, Ruby Villanueva, Ana Cecilia Pérez, Irlene Tafur, Robbyn Ramos, Ronald Guzmán, Doris Hernández y José Sarabia, quienes al igual que ella sueñan con ese gran momento de ver sus obras terminadas y más aún verlas desfilar en la Vía 40 y recibir los aplausos de Barranquilla.

“Es espectacular pensar que cuando empiece el Carnaval y pasen las carrozas, faroles y figuras, nosotros podamos decir que la hicimos, decir: yo trabajé en ellas. Es un sueño que yo particularmente tengo y que pronto se cumplirá. La EDA es muy buena, aquí he aprendido muchísimo y ahora que termine voy a estudiar escultura y seguir aprendiendo para ser una gran artista”, manifestó emocionada Jasmín.

Al respecto, el secretario de Cultura, Patrimonio y Turismo, Juan José Jaramillo , explicó: “A la Alcaldía de Barranquilla nos enorgullece ver lo que vienen haciendo los alumnos de EDA Carnaval, ya que se están entrenando nuevos artesanos que enriquecen el trabajo que se viene realizando

LO MÁS LEIDO

Ir Arriba