Econo+

Vivienda usada y remodelaciones repuntaron en el 2017: Fedelonjas

BOGOTÁ. “Durante el 2017, las remodelaciones y las reparaciones crecieron 0,9% mientras la construcción de vivienda bajó -6,2% y la de otras edificaciones cayó 16,2%. Esto indica que las familias prefieren invertir en viviendas usadas porque tienen un costo por metro cuadrado más favorable”, explica María Clara Luque, presidente de Fedelonjas.

A diciembre de 2017, el único indicador positivo en la rama económica de la construcción (compuesta por Edificaciones Residenciales, no residenciales y Mantenimiento y Reparación) fue la que corresponde a las inversiones por remodelaciones en viviendas usadas. “Esta tendencia se produce porque al tener un año difícil en términos económicos, las familias buscan la opción que sea más económica y se ajuste mejor a sus necesidades, así la vivienda usada ofrece mayores áreas, tiene más opciones de ubicación y la oferta es mucho mayor”, agrega la dirigente de Fedelonjas.

“Estas cifras del PIB del DANE lo que evidencian es que durante el 2017 más familias le apostaron a la compra de vivienda usada y que hicieron algunas inversiones para actualizar físicamente esos inmuebles y dejarlos como nuevos”, explicó.

Una de las ventajas de la vivienda usada es que las familias pueden encontrar ubicaciones estratégicas, el mercado es mucho más amplio (prácticamente en toda la ciudad de interés), pueden constatar a ciencia cierta qué están comprando y decidir si esa realidad es la que cubre sus necesidades pues no habrá cambios de última hora.

Además, al hacer una remodelación pueden hacer las adecuaciones de acuerdo a sus necesidades y gustos y con una pequeña inversión (y de la mano de un experto en remodelaciones) el precio de reventa de la propiedad tendrá una recuperación importante a corto plazo.

Servicios inmobiliarios

Por su parte, las actividades inmobiliarias y de alquiler de vivienda también tuvieron un crecimiento del 2,8 por ciento. Esto indica que las empresas inmobiliarias están creciendo cada día más en las transacciones de vivienda usada y en su alquiler.

La tendencia indica que tanto las familias como los inversionistas prefieren tomar sus decisiones de la mano de una empresa inmobiliaria de reconocida trayectoria que les asesore en cómo elegir el mejor inmueble de acuerdo con su presupuesto y necesidades específicas. En el caso de los inversionistas, ellos valoran altamente el concepto de cuál es el bien que se alquilará más rápidamente y a un mejor precio para obtener la renta más alta.

En síntesis, a pesar de ser un año con una economía un poco lenta, más familias e inversionistas leyeron el mercado y entendieron que la finca raíz sigue siendo la inversión más segura y que al asesorarse de un experto inmobiliario que les ayude a elegir la vivienda más adecuada -en cuanto a ubicación y precio- más un técnico experto en remodelaciones (que cumple los plazos y los presupuestos pactados) pueden aprovechar la oportunidad de encontrar un metro cuadrado más económico y sumando una pequeña inversión hacer un excelente negocio que revalorizará el patrimonio y le dará más comodidad a sus familias o una mejor renta a su capital.

LO MÁS LEIDO

Ir Arriba